Roommatik L-100: ¿necesitas ayuda en recepción?

Gama de colores totem Roommatik L-100

Como puedes ver en la imagen, podemos fabricar el kiosco Roommatik L-100 en el color que mejor se adapte a tu estilo

Hay establecimientos en los que es muy difícil disponer de una recepción ágil que pueda gestionar las entradas de manera eficiente. Normalmente la razón es que casi todas las entradas se producen en un intervalo de tiempo concreto y es muy difícil atender a todos los clientes rápidamente.

Esta casuística es típica de los resort de playa, en los que casi todos los huéspedes llegar a la vez coincidiendo con el comienzo de las quincenas de verano. También en parques de atracciones con hospedaje, en los que los usuarios quieren entrar lo antes posible para empezar a disfrutar de los servicios del complejo. Y, por supuesto, en los hoteles que dan servicio al aeropuerto, en los que de repente se llena la recepción de pasajeros que no han podido despegar.

En todos estos casos lo fundamental es hacer que los huéspedes obtengan su llave lo antes posible y, de paso, ofrecerles los servicios adicionales pertinentes para que puedan ampliar el gasto en propio hotel, ya sin pasar por la agencia. Y es fundamental porque normalmente los comentarios negativos de los usuarios se centran precisamente en cuánto han tenido que esperar una vez que han llegado y una primera mala imagen puede marcar toda la estancia. Al final, todo parece peor si se entra con mal pie.

¿Por qué al poner un kiosco se agiliza la recepción? ¿Sería lo mismo que aumentar un puesto de recepción atendida por personas?

Lo ideal en estos casos es disponer de personal propio del hotel para atender cualquier comentario o solicitud de un huésped en un momento dado pero también habilitar una fila rápida de check-in express para los usuarios que tienen todo claro y solamente quieren completar el registro e ir a su habitación lo antes posible.

Es mucho más eficiente realizar el auto check-in en una máquina que disponbilizar un puesto más de recepción atendida simplemente porque la máquina va “al grano”. Sí, no se entretiene atendiendo las preguntas del turista, no tiene que ser agradable con el usuario, nadie se va a poner a charlar con ella, en definitiva, va a lo suyo y lo hace rápido.

Recepción automática con kiosko de auto check-in Roommatik M-303 gris

Los establecimientos que han instalado los kioscos de check-in Roommatik como apoyo a la recepción, han reducido completamente las esperas en recepción, eliminando completamente los comentarios negativos sobre este tema en los portales de viajes.

Kiosco Roommatik L-100 color azul
Totem Roommatik L-100 en color gris
Roommatik L-100 marron claro
Huéspedes haciendo check-in en un kiosco Roommatik

No solo queremos agilizar la recepción, también ofrecer upgrades, upsellings y cross-sellings

Normalmente este tipo de proyectos se realizan en varias fases colaborando muy estrechamente con el establecimiento y siempre intentando abarcar las cuestiones más urgentes primero, pero teniendo claro que al final se trata de un desarrollo continuo, en el que se van añadiendo poco a poco funcionalidades.

Por supuesto cada establecimiento es un mundo, así que no se puede generalizar. Los desarrollos se efectúan de forma totalmente a medida, según las directrices de los que toman las decisiones en el establecimiento, normalmente el departamento de Operaciones.

Sin embargo, una vez superado el reto de agilizar la recepción y hacer que todos los huéspedes se registren y obtengan su llave muy rápido, normalmente se intenta que las máquinas se utilicen para “algo más que el check-in”. Este “algo más” sin duda es vender lo máximo posible a la llegada, y lo menos posible antes de la llegada. El motivo es claro: todo lo que se compre al llegar está libre de comisiones de intermediarios.Y la máquina no se equivoca. Siempre va a ofrecer los productos y servicios configurados.

De este modo, las máquinas pasan de ser una herramienta de gestión a ser un punto de venta que incentiva a los usuarios a gastar más en el establecimiento.

Casos de éxito: Portaventura World, Medplaya y Senator Hotels

Tal como adelantábamos al principio del artículo, estas tres instalaciones son justamente los ejemplos que citábamos:

  • Portaventura World ha instalado varios kioscos en todos los hoteles del parque. En este caso, los usuarios llegan por la mañana temprano y quieren entrar lo antes posible para empezar a disfrutar de todos los servicios que les ofrece el complejo. En este caso la personalización de los kioscos tiene mucha importancia, ya que se cuida mucho la estética de toda la temática de cada hotel y el kiosco no podía desentonar.
  • Senator Hotels ha confiado en los kioscos Roommatik en su hotel Senator Barajas, donde de repente tienen que dar servicio a un avión que no despega y la recepción se llena en un abrir y cerrar de ojos. En estos casos es muy importante agilizar el check-in para descongestionar la recepción ya que esta circunstancia molesta a los otros tipos de clientes que tiene el hotel: los habituales, business y los vacacionales.
  • Medplaya ha instalado un kiosco Roommatik en su hotel Calypso, en Salou. Es el caso que nos faltaba, hotel vacacional en el que hay aglomeraciones los días de llegada de turistas. Si nada más llegar, los huéspedes ven que todo es un caos, no volverán. Así que es imprescindible dar un servicio eficiente, así se fijarán en todas las cosas buenas del viaje y quizás el próximo año vuelvan o recomienden a sus amigos que se hospeden en el hotel.